22 ene. 2014

Loly Buján

Loly Buján

Dolores de los Ángeles Fernández Buján, conocida artísticamente como Loly Buján, nació en La Habana, Cuba, el 2 de agosto de 1939.
A lo largo de su extensa –e intensa- carrera profesional en televisión, teatro, cine y radio, ha ejercido como directora, realizadora, guionista, asesora dramatúrgica, productora, actriz y locutora. En el campo de la enseñanza ha sido profesora de comunicación, de artes y técnicas teatrales y audiovisuales así como de dramaturgia y actuación teatral y televisiva.
En la Universidad de La Habana obtiene dos licenciaturas: Pedagogía (1962) e Historia del Arte (1978). En la Escuela de Arte Dramático de La Habana se diploma en Actuación, Dramaturgia y Dirección Teatral. Y en los sesenta, en cursos del ICRT, se gradua en las especialidades de Guión, Dirección de Programas de Televisión y Locutora.
Siendo aún alumna de la Escuela de Arte Dramático de La Habana y debido a sus brillantes resultados académicos, fue seleccionada para integrar el prestigioso claustro de profesores de la misma, junto a Roberto Garriga, Julio Martínez Aparicio y Modesto Centeno.
En 1958 debuta como actriz y de 1961 a 1965 actúa y/o dirige varias obras teatrales en el Palacio de Bellas Artes de La Habana y en el Teatro Nacional de Cuba y participa activamente en las puestas en escena de las Brigadas Covarrubias, organizadas por el Consejo Nacional de Cultura.
En 1960 se incorpora al ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos) en el que trabajó en largometrajes, documentales y cortometrajes como investigadora, guionista y asistenta de dirección con destacados cineastas como el danés Theodor Christensen y el cubano Roberto Fandiño.
Alternando con su trabajo en el ICAIC, en 1961 comenzó a intervenir como actriz y locutora en programas de radio y televisión, labor que se extendió hasta 1980.
En 1965 pasó a trabajar en la Televisión Cubana donde se mantuvo hasta 1991. Allí fue directora, guionista, productora, asesora dramatúrgica y profesora. Sus realizaciones abarcan cientos de programas de ficción dramática, infantil y humorística. También magazines, musicales y educacionales.
Entre su amplia producción, destaca el programa “El Cuento”, adaptaciones dramatizadas para televisión de los mejores relatos de la cuentística universal que dirigió durante casi cinco años. El programa se realizaba todo en vivo, los actores se aprendían los libretos de memoria. Todo iba de corrido y sin pausas, sin cortes para anuncios. Al respecto ha comentado la artista “Esa tensión que sientes al hacer televisión en directo en un programa que tú sabes que se ve mucho, esa sensación de no poderte equivocar, eso no se puede describir.” 
En el espacio “Grandes Novelas” dirigió seriales basados en “Anna Karénina” (León Tolstoi), “Madame Bovary” (Gustave Flaubert), “La ninfa constante” (Margaret Kennedy), “La madre” (Maxim Gorki), “La tía Tula” (Miguel de Unamuno), “La dama de blanco” (Wilkie Collins) y otras significativas obras de la literatura.
 “Teatro ICRT”, programa por excelencia en la divulgación de la cultura a través de la televisión, albergó frecuentemente creaciones de Loly Buján. Se recuerdan especialmente, entre otras piezas dramáticas, “La gaviota”, “Las tres hermanas” y “El tío Vania” (las tres de Antón Chejov), “La casa de Bernarda Alba” (Federico García Lorca), “Casa de muñecas” (Henrik Ibsen), “La señorita Julia” (August Strindberg), “El zoo de cristal” (Tennessee Williams), “Contigo pan y cebolla” (Héctor Quintero) y “Lila la mariposa” (Rolando Ferrer).
Para “En silencio ha tenido que ser” dirigió la serie “Para empezar a vivir”, escrita por Nilda Rodríguez.
Los elencos de sus programas se caracterizaron siempre por contar con primeras figuras del arte dramático en Cuba: Margarita Balboa, Verónica Lynn, Marta del Río, Alis García, Ricardo Dantés, Carlos Paulín, Ángel Toraño, Odalys Fuentes, Enrique Almirante, Rosa Felipe, Agustín Campos, Miguel Navarro, Miguel Gutiérrez, José Antonio Coro, Nilda Collado, Hilario Ortega, Doris García, Antonio Hernández, Parmenia Silva, Alden Knight, Fela Jar, Frank González, Georgina Almanza, José Corrales, Armando Bianchi, Miriam Mier, Rogelio Leyva, Hilda Saavedra, Coqui García, Teresita Rúa, Reinaldo Miravalles, Tahimí Alvariño, José Antonio Rivero, Baldomero Peláez, Juan Carlos Romero, Enrique Santiesteban, Coralita Veloz, Ramoncito Veloz, Orlando Casín, Jackie de la Nuez, José Antonio Insua, Rosario Carmona, Pilín Vallejo, Gaspar de Santelices… entre otros tantos.
Loly Buján trabajó con decenas de formidables y abnegados técnicos, coordinadores, camarógrafos, sonidistas, luminotécnicos, auxiliares, musicalizadores y editores, sin olvidar a grandes colaboradores desde los departamentos de producción, talento, tramoya, escenografía, pintura, facilidades, vestuario, decoración, peluquería, maquillaje.
Loly también realizó destacados programas para niños entre los que se cuentan “Amigo y sus amiguitos”, con guiones de Celia Torriente, y el serial de aventuras “La alfombra mágica”, cuyo gran éxito hizo famosa entre los televidentes cubanos la frase del mago Jotavich “Me quito un pelo de la barba”.
Aunque se orientó básicamente a programas dramáticos, Loly Buján incursionó también en espacios musicales como “Álbum de Cuba”, de entrevistas como “Yo también soy joven” del que fue codirectora y coguionista con Eugenio Antonio Pedraza Ginori y especiales de teatro musical como “Rueda de casino” de José Milián con música original de Juan Formell y “Ropa de teatro” del autor guatemalteco Manuel Galich.
Como directora de cámaras ha sido responsable de la puesta en televisión de grandes eventos, entre ellos el Festival Internacional de la Canción de Varadero, el Concurso de Música Cubana “Adolfo Guzmán”, el Festival de Música Popular “Benny Moré” y los desfiles del Carnaval de La Habana.
Sus guiones y programas han obtenido los máximos galardones en diversas ediciones del Concurso Nacional de la Televisión Cubana, el Premio Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba y el Festival Nacional “Caracol”, convocado por la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba).
Formó parte de la primera Comisión Nacional Evaluadora de Directores de TV de Cuba.
Programas de Loly Buján se han exhibido en televisiones de España, Venezuela, México, Nicaragua, Unión Soviética, Hungría, Checoslovaquia y otros países.
En Cuba integró los jurados de varios festivales y concursos. En el extranjero ha sido jurado de eventos competitivos internacionales de cine y televisión como el Festival Fest-Rio (Brasil), el Tele-Forum (Moscú) y el Tele-Confronto (Italia). 
En la Televisión Cubana, Loly Buján ha desarrollado una notable carrera como actriz. Interpretó a la coprotagonista Honorata de Wan Guld en la adaptación para el espacio “Aventuras” de la novela “El corsario negro”, de Emilio Salgari, bajo la dirección de Antonio Vázquez Gallo.
En “Grandes Novelas” intervino en “Los Hermanos Karamazov” de Leon Tolstoi y “Por quién doblan las campanas” de Ernest Hemingway, ambas dirigidas por Roberto Garriga, así como en “El idiota” de Fiódor Dostoyevsky, con dirección de Raúl Pérez y Pedro Álvarez.
En “Teatro ICRT” actuó en “Los fusiles de la Madre Carrar” de Bertolt Brecht, con dirección de Sergio Nicols, y en “Hamlet” de William Shakespeare, dirigida por Roberto Garriga, interpretando el personaje de Ofelia.
Sobre las tablas de distintos escenarios cubanos interpretó papeles destacados en “Edipo Rey” de Sófocles, “Santa Juana de América” de Andrés Lizárraga, “La sirena varada” de Alejandro Casona, “Fuenteovejuna” de Lope de Vega y “Las vacas” de Matías Montes Huidobro.
En el medio radial actuó en varias series dramáticas transmitidas por las cadenas nacionales Radio Progreso y Radio Liberación, con directores de primera línea como Manuel Estanillo y Julito Lot. 
En 1991 se trasladó a residir en España, donde se desempeñó como profesora en la Escuela Superior de Imagen y Sonido de Ourense, Galicia. En ella impartió las especialidades de Comunicación, Teoría y Práctica del Guión, Realización Técnica y Dirección de Programas de Televisión.
A partir de 1994 fundó en España su propia escuela de formación de actores con su grupo dramático adjunto, el Obradorio de Teatro de Loly Buján, con el que ha realizado una importante labor como pedagoga teatral, descubridora y tutora de nuevos talentos de la interpretación y ha dirigido numerosas obras, entre ellas “La casa de Bernarda Alba” y “Doña Rosita la soltera” (ambas de Federico García Lorca), “Ocho mujeres” (Robert Thomas), “Contigo pan y cebolla” (Héctor Quintero), ”Picnic” (William Inge), “El abanico de Lady Windermere” (Oscar Wilde), “Las brujas de Salem” (Arthur Miller), “Historia del Zoo” (Edward Albee), “Las aceitunas” (Lope de Rueda), “Petición de mano” y “El oso” (las dos de Antón Chéjov), “Historia de una escalera” (Antonio Buero Vallejo) y “Arsénico por compasión” (Joseph Kesselring).